5 pasos para generar contenido en Redes Sociales sin morir en el intento.

Compartir hace bien!

5-pasos-para-generar-contenidos-en-las-redes-sociales.

5 pasos para generar contenido en Redes Sociales sin morir en el intento.

En todo el tiempo que tenemos trabajando en Ecodiem, hemos encontrado que uno de los problemas recurrentes de los emprendedores, a la hora de interactuar con su público en las redes sociales, es que no saben por dónde empezar.

Es más, apostamos a que, si eres emprendedor o estás pensando serlo, seguramente te encuentras en alguna de estas situaciones:

  1. Sabes que debes tener presencia en las redes sociales, pero no tienes claro en cuáles estar ni qué comunicar.
  2. Sabes qué comunicar y dónde hacerlo, pero no tienes idea de cómo estructurarlo, o las ideas se te agotan rápidamente.
  3. No tienes tiempo para armar la comunicación en redes sociales porque estás ocupado en puntos más importantes de tu emprendimiento.
  4. Estás en las redes, comunicas de vez en cuando, pero tu público no crece demasiado ni logras la interacción que quisieras.

Si alguno de estos es tu caso, te invitamos a seguir leyendo porque aquí descubrirás los pasos que deberás dar para generar contenido relevante y constante para que tu audiencia en redes sociales crezca sin demasiado esfuerzo.

Redes sociales: NO puedes NO estar.

Primero lo primero: las redes sociales son en la actualidad lo que en los años 40 fue la radio, y en los 50 y 60, la televisión. Todo el mundo está allí. Tu cliente está allí. Así que no veas esto como algo opcional de lo cual puedes prescindir. TIENES QUE ESTAR y tomártelo muy en serio.

Pero tampoco sirve de nada estar por estar, postear un día y desaparecer por semanas, o tener presencia en redes en las que no está tu público objetivo. La idea es que sepas dónde están, enfocarte en esos canales y tener un plan para generar contenido y distribuirlo organizadamente, de manera que mantengas una comunicación fluida y constante con tu audiencia.

Aquí te daremos el paso a paso que debes seguir para lograrlo.

Entendiendo al mercado.

El mundo y la tecnología están cambiando demasiado rápido. Lo que hace un par de años te dijeron que funcionaba de diez, probablemente ya hoy quedó obsoleto. Es muy difícil llevarle el ritmo y saber cuáles son los mejores canales para mostrar tu negocio a las personas correctas.

Conscientes de esta realidad, en Ecodiem diseñamos el Método de los 4 Pilares®, para poder entender de qué manera se conectan, cómo funcionan y cuándo deben utilizarse cada una de las piezas que componen el marketing digital. Una de estas piezas fundamentales son las redes sociales.

Teniendo claro el rol que juegan dentro del proceso, te será mucho más fácil detectar cuáles son las más adecuadas para tu negocio y cómo usarlas en favor del mismo.

 

Metodo-4-pilares-ecodiem.

5 Pasos para generar contenido relevante y constante en Redes Sociales.

Ya sea que estás comenzando a incursionar en este fascinante mundo del marketing digital, o que ya has dado los primeros pasos sin obtener los resultados que esperabas, esto es lo que tendrás que hacer para generar contenido permanente y de calidad sin morir en el intento.

Verás que no es una tarea menos agobiante y más divertida de lo que crees, y que puede ser muy efectiva, si la realizas adecuadamente.

 

1. Identificar tus verticales de contenido.

Si ya conoces a tu cliente ideal a fondo y sabes qué necesita, esta parte será fácil, porque de lo que se trata es de identificar qué tipo de contenido puede ser relevante para tu audiencia y que pueda ser percibido como valor.

¿Qué quiere decir esto? Que no todo contenido funciona para tu público. Por eso la idea no es copiar contenido a mansalva “porque a otro le funciona”. Piensa que ese “otro” puede tener un tipo de cliente ideal diferente al tuyo, aun cuando sea de tu mismo rubro; puede que esté en otro estadio, con otra temperatura, buscando otras cosas.

Entonces, la idea es que detectes qué están buscando tus seguidores, tus potenciales clientes, qué crees que les gustaría recibir de ti. Para descubrir esto, necesitarás investigar. Como te decíamos: si ya lo hiciste, tendrás claro este paso. Si no lo has hecho, ¡paren las rotativas! y comienza YA a hacer un estudio exhaustivo de tu cliente; saberlo es y será imprescindible para todo tu proceso de marketing.  

Fíjate qué preguntas te hacen, qué comentan en los posteos (tuyos o de tu competencia), entra a foros, a páginas de Facebook similares, a Mercado Libre… descubre qué están necesitando que tú puedas ofrecerle. Si ya tienes seguidores, pregúntales directamente qué les gustaría recibir de tu marca.

Una vez que has identificado esto, estás en capacidad de generar contenido ajustado a sus necesidades y basados en unos ejes centrales que llamamos “verticales”, y que básicamente son los siguientes:

  • Proceso de producción: hablar del proceso de producción, el backstage o detrás de escena de la preparación de tu producto o servicio. Todo lo que pueda transmitir los valores, personalidad y diferenciales de tu marca.

En esta etapa, no te limites. Muéstrate cómo eres, muestra eso que no se ve en el producto terminado. Este lado humano, real y “oculto” conecta muchísimo con el público.

¿No se te ocurre qué contenidos de este tipo generar? Te damos algunas ideas:

      • Muestra tu lugar de trabajo, tu oficina, la fábrica en plena acción.
      • Cuenta la historia detrás de tu producto/servicio: cómo llegaste a hacer lo que haces, por qué, qué te motivó, cuántos obstáculos tuviste que sortear para llegar a lo que eres hoy.
      • Explica detalles del proceso de producción, demuestra que los detalles importan, que pones cuidado y cariño en lo que haces.
      • Si tienes un servicio, habla sobre la preparación previa y todo lo que hay detrás, que tal vez es intangible, pero necesario para dar ese excelente servicio.

 

  • Momento del uso: si antes mostrabas el “antes”, en esta vertical, mostrarás el “durante”, haciendo énfasis en la personalidad de tu marca, eso intangible que transmite y representa tu producto o servicio, qué se siente al utilizarlo. Es eso que  llamamos el lifestyle. Es lo aspiracional, el estilo de vida que tu cliente quisiera tener si usa lo que vendes.

 

Muestra tu producto en uso, tu servicio en pleno momento de ofrecerlo; muestra clientes satisfechos. Te damos más ideas:

    • Fotos de producto en uso
    • Videos del momento del servicio
    • Imágenes donde el estilo de vida es el protagonista
    • Piensa en los valores de la marca (¿Qué quieres transmitir?)
    • Historias detrás del producto/servicio

 

  • Resultado: este es el momento en el que muestras los beneficios que tu cliente obtendrá después de consumir tu producto o servicio, el resultado que obtendrá, la transformación que logrará una vez se haya relacionado con tu marca.

 

Una buena forma de mostrarlo es con el característico “antes y después”, que es muy gráfico y funciona muy bien en algunos rubros. También puedes echar mano de los testimonios de clientes: nada más potente que un consumidor hablándole a un potencial consumidor de los beneficios que obtuvo con determinado producto.

 

Ideas para la acción:

    • Testimonios positivos de clientes
    • Imágenes del producto en uso
    • Videos contando la historia del servicio y los resultados
    • Fotos del cliente con su producto en uso o su resultado

 

No olvides que lo que hace a una marca relevante por encima de otra no es tanto el tipo de producto o servicio que ofrece, sino cómo ese producto o servicio es percibido por el consumidor. Por eso las redes sociales pueden ser tan poderosas a la hora de transmitir estos mensajes.

 

A la hora de generar contenido, piensa en cómo quieres que tu cliente se sienta a nivel emocional, en ese detalle que hará que se decida por ti y no por tu competencia.

Ahora bien, estas son solo algunas ideas básicas de verticales que tu marca debería trazar para generar contenido relevante en redes sociales, pero hay muchos otros contenidos que funcionan muy bien, que generan engagement  y que motivan a tus seguidores a interactuar. Te nombramos algunos que son infalibles:

  • Educativos: recomendaciones de libros, compartir notas de interés asociados a lo que ofreces, cómo usar o sacar mejor provecho a lo que ofreces, posteos relacionados no solo con tu producto sino con el estilo de vida asociado a él.
  • Información relevante al mercado: no necesariamente de tu producto pero sí relacionado con el nicho. Novedades, noticias, etc.
  • Motivacional: historias, frases o videos que tengan relación con lo que vendes.

 

Si ya tienes seguidores, pregúntales directamente qué les gustaría recibir de tu marca. 

 

2.Definir formatos y canales de distribución.

¡Bien! Ya superaste el primer obstáculo que era “qué contenido generar”. Ahora, para que ese contenido relevante que has producido sea realmente apreciado por tus clientes potenciales, deberás definir bien a través de qué canales lo vas a distribuir y cuáles son los mejores formatos para cada canal.

Para ello, una vez más, debes conocer muy bien el perfil de tu cliente. Estamos seguros de que ya lo hiciste antes, cuando te dijimos que era IMPRESCINDIBLE para avanzar, así que sigamos…

La investigación de tu cliente seguramente arrojó datos importantes sobre qué canales frecuenta: ¿utiliza Instagram o es más de Facebook?, ¿visita YouTube para encontrar opiniones?, ¿dónde busca información o hace preguntas?, ¿le gusta más leer, mirar o escuchar?, ¿en qué momentos del día o qué días de la semana está más disponible para consumir tus contenidos?…

Todas estas preguntas te ayudarán a definir cómo, cuándo y dónde debe estar tu mensaje, y distribuir diferentes tipos de contenido en base a ello.

 

Distribuición-de-contenido-en-las-redes-sociales.

 

3.Generar contenido de manera constante.

Hasta ahora te hemos explicado cómo generar contenido específico y a insertarlo en el lugar correcto en el momento correcto.

Pero si estás en la etapa de “se me agotaron las ideas”, entonces aquí vas a encontrar una fórmula increíblemente fácil de que eso no te suceda nunca más.

Sí, es un pequeño truco que solucionará tu mayor problema y que permitirá que tus contenidos fluyan de forma constante para que SIEMPRE estés presente en las redes sociales. ¿Cómo? Te lo contamos en una sola línea:

La clave está en DOCUMENTAR en lugar de crear.

No es necesario que inventes desde cero tus contenidos. Piensa que cada cosa que haces, cada paso de tu proceso es un contenido en sí mismo.

Entonces, lo que debes hacer es estar atento y listo para documentar cada uno de estos pasos: mientras fabricas tu producto, preparas tu servicio, lo entregas a un cliente… tu fábrica, oficina o tienda… el feedback de tus consumidores, un comentario alentador en las mismas redes… todo, TODO puede ser contenido interesante para tu audiencia.

Así que, cámara en mano y a sacar muchas fotos y grabar muchos videos. Luego, solo tendrás que editar y crear decenas de contenidos diversos, para postear en diferentes redes.

 

4. Calendarizar y programar.

¡Felicitaciones! Ya sabes qué decir, cuándo y dónde decirlo y cómo generar contenido en cantidad y calidad sin que se te agoten las ideas.

¿Y ahora?

Sientes que estar presente en las redes sociales te saca mucho tiempo que debes invertir en otras áreas importantes de tu negocio. Es verdad, pero no olvides que allí, en las redes sociales, están tus clientes. Y sin clientes, no habría negocio.

Así que dedícale algo de tiempo a generar contenido de calidad y, sobre todo, a interactuar con aquellos que comenten o que reaccionen a tus posteos. Porque si no, ¿de qué sirvió todo tu esfuerzo para crear el post?

Pero estamos de acuerdo en que no puedes estar presente TODO EL TIEMPO en las redes, así que existen algunos “trucos” que te ayudarán a programar tu contenido en una línea de tiempo, de forma que solo tengas que ocuparte al comienzo, a la hora de crearlos, y luego solo unos minutos al día para responder e interactuar.

En primer lugar, ten en cuenta que una vez que tengas suficiente contenido generado, ya sea porque sacaste muchas fotos diferentes o tienes un buen video para editar y dividir, no tienes que “quemarlos” todos en una semana o dos. La idea es dosificarlos para que tengas contenido para varias semanas, combinándolos con otro que pueda ir surgiendo sobre la marcha.

Entonces, lo que te sugerimos es que te armes del material en bruto, te tomes una mañana o un par de horas para editarlo, prepararlo, pensar en el contenido que le agregarás (texto, títulos, etc.) y tenerlo todo listo.

Una vez que hayas hecho esto, lo que te queda es calendarizarlo (es decir, definir cuándo lo vas a publicar) y programarlo para que se publique automáticamente. En este punto deberás saber ya qué días y en qué horarios están más activos tus clientes en las redes sociales. Tienes que investigar… ya te lo habíamos dicho alguna vez, ¿no? ☺

En Facebook podrás programar directamente dentro de la misma aplicación; para Instagram necesitarás apoyarte en algunas apps de terceros como las que te recomendamos a continuación:

  • Onlypult: es la que usamos en Ecodiem. Tiene la gran ventaja de que permite programar incluso las historias. Ojo: no es gratuita, así que evalúa si realmente la necesaria o puedes utilizar otras gratuitas que también son muy útiles.
  • Story Splitter: No es para programar, pero es muy útil para editar/fraccionar videos y poder subirlos a historias.
  • VSCO: si tu producto o servicio es muy visual, esta app te encantará porque podrás editar tus fotos hasta que queden tal y como lo deseas. Es la app de moda para editar imágenes; es gratuita, pero tiene una versión Premium con más prestaciones.
  • Hootsuite: te permite gestionar varias redes al mismo tiempo.
  • Postcron: hace lo mismo; es un poco más nueva y tal vez te guste más visualmente.
  • SocialGest: te será muy útil sobre todo si tienes varios perfiles o negocios, o si estás gestionando redes de terceros.

Búscalas, investígalas y decide cuál te sería más útil en el punto en el que te encuentras en este momento.

 

5. Impulsar para que llegue a tu audiencia.

En este punto te tenemos una mala noticia; algo que tal vez ya sabes: el alcance orgánico (gratuito y espontáneo) de todas las redes sociales en la actualidad, es muy, pero muy bajo. Mucho más en Facebook que en Instagram, por ahora.

Tal vez, esa sea la razón por la que sientes que posteas y posteas, y no logras que tu audiencia crezca significativamente.

No es que estás haciendo algo mal, es que te está faltando un paso: impulsar tus publicaciones con una inversión (aunque sea mínima) de dinero.

La buena noticia es que las redes sociales están más que preparadas para que puedas hacer rendir ese dinero al máximo, segmentando muy bien a tu audiencia para que el mensaje llegue a quien tiene que llegar.

Eso sí, deberás tener muy bien definida tu estrategia, qué es lo que persigues y a quién quieres llegar. ¡Ah! Pero esto ya lo sabes, claro. ☺

 

¿Quieres aprender más para que tus redes sociales brillen?

En Ecodiem tenemos cursos específicos donde aprenderás detalladamente cómo promocionar tus publicaciones de redes sociales para que tengan el mayor alcance y conversión posible.

Te enseñaremos cómo usar herramientas súper valiosas como el administrador de anuncios y el píxel de Facebook. Y, lo más importante: nuestra inmensa y generosa comunidad de Ecodiemers estará siempre presente para ayudarte a resolver dudas y preguntas.

Si quieres ser parte de esto y conocer más, te invitamos a sumarte como Miembro Platino de Ecodiem para que no te pierdas NADA de lo que constantemente ofrecemos a emprendedores como tú, que necesitan una pequeña ayuda para impulsar aún más sus negocios.

¡Te esperamos!

Compartir hace bien!

Interacciones del lector

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *